El éxito en el liderazgo no se basa en individualidades sino en el trabajo en equipo y cuando un equipo está unido se puede ver como la visión y misión se hace realidad y permite alcanzar las metas.  En ICCQ contamos con un equipo operativo, dividido en diferentes ministerios de trabajo, donde todos los miembros son impulsados a servir a Dios.