Mensaje de Aniversario No. 80 ICCQ

Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán, irán andando y llorando el que lleva la preciosa semilla, más volverá trayendo su gavilla
El 2 de Octubre de 1936. hace ocho décadas un pequeño grupo de Cristianos Pioneros, con sólo una Biblia y un himnario para alabar al altísimo, abrieron las puertas de la Iglesia Cuadrangular de Calle “Q”, en Calidonia. Perseguían establecer el inicio de una nueva cultura evangélica en todo el territorio de un Panamá folclórico, tradicional, conservador y regionalista.
La logística involucraba: discipular, enseñar, predicar. hacer milagros sobrenaturales con el poder del Espíritu Santo y elevar los valores de la familia. Superaron riesgos peligrosos, burlas, insultos, amenazas, injusticias, arrestos y cierre de iglesias.  En medio de un conglomerado social, pagano, fiestero, pobre y marginado, la Iglesia de Calle “Q”, era un faro de luz, sal y refugio de necesitados.
Hoy todo ha cambiado, la República despliega galas de esplendor moderno. Los caserones desteñidos de zinc oxidados y balcones cayendo, no existen. La construcción de mega rascacielos lujosos, calles de cementos, parques deslumbrantes y grandes supermercados y Mall Comerciales, señalan la prosperidad de la nación y las iglesias.
Desde 1980 los Reverendos Pablo y Tella de Flórez y un fuerte liderazgo de la iglesia, con ministerios comprometidos, orientan una nueva visión renovadora de una iglesia Cristo céntrica. Una iglesia viva que avanza febril manos a la obra en el campo de la tecnología, información y comunicación, tomando ventajas de las grandes herramientas para alcanzar a las almas.
En este aniversario motivan a la comunidad cristiana, cuatro proyecciones de expansión:
  1. Integración en la problemática local y nacional, sin fines políticos ni de enriquecimiento, mediante siervos fieles que trabajan en áreas sensibles para testimoniar como consejeros y orientadores.
  2. Aprovechar el terreno adjunto para levantar un mega templo ícono
  3. Expansión misionera a nivel local y nacional con ayuda social a los pobres
  4. Formar un bloque de unidad, dignidad y solidaridad cristiana con potencialidad de ser notablemente positivos en la justicia y liberación social.
No podemos esperar nada de un mundo en crisis, sino descansar en las grandes promesas de Dios, vivimos en bendiciones, nos aguardan mejores días.
“No temas, porque yo estoy contigo, no desmayes porque yo soy tu Dios que te esfuerzo, siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia” (Isaías 41:10)
Autor: Lemel Goulbourne M. 
Ministro Pionero 2 de Octubre de 2016