La palabra nos enseña que si formamos al niño en el camino de obediencia a Dios, cuando sea adulto no se apartará de él. Por eso los domingos en cada una de las reuniones se lleva a cabo la ESCUELA DOMINICAL, que es el tiempo en que los niños de la iglesia reciben y experimentan por sí mismos las bendiciones de Dios para sus vidas.

El Ministerio de Escuela Dominical está destinado a enseñar a la iglesia los conocimientos de la Biblia fomentando un crecimiento en el domino bíblico y espiritual por medio de Maestros debidamente capacitados en el curso diseñado para tal fin, atendiendo igualmente a las personas de distintas edades que se conviertan al Señor en cada clase y procurando su disimulado hasta lograr su integración al seno de la iglesia.

Es una agente evangelístico de la iglesia, una rama educativa y un centro para la preparación de obreros.