Jesucristo, es el mismo, ayer y hoy, y por los siglos. Hebreos 13:8

EN QUE CREEMOS

Estos son los fundamentos de nuestra creencia como Cuadrangulares

Logo_Vertical_Color

«Cuadrangular» es un término bíblico usado del tabernáculo en el libro de éxodo, del Templo del Señor en Ezequiel 40:47 y del cielo, como se describe en el libro de Apocalipsis.  El término «Evangelio Cuadrangular» fue dado por la inspiración de avivamiento a la fundadora de la denominación, Aimee Semple McPherson, durante una campaña evangelística en Oakland, California en el año 1922.

Representa lo que es igualmente balanceado en todos sus lados, establecido y duradero.  Tal confianza en el poder del evangelio también se expresa en Hebreos 13:8, lema desplegado en las Iglesias Cuadrangulares proclamando que «Jesucristo es el mismo, Ayer, Hoy y por los Siglos«.

El bautismo en el Espíritu Santo se enseña como una unción especial de poder prometida por Dios, el Padre, y enviada por Jesucristo para habilitar al creyente a testificar con denuedo. La segunda venida de Cristo «en nubes de gloria», se enseña como inminente.

Foursquare+Banner_Spanish
Bandera Cuadrangular
La Bandera Cuadrangular

Los colores cuadrangulares son expresados en nuestra bandera asi:

Rojo: Representa la sangre preciosa de nuestro Salvador, siempre recordándonos que “sin derramamiento de sangre no se hace remisión”. Y también nos dice que no somos redimidos con cosas corruptibles como oro o la plata sino con la sangre preciosa d Jesús. (Col. 1:20).

Azul: Es el color del cielo. Jesucristo es el médico divino porque Él es “hombre celestial”. El vino del cielo, habló del cielo, regresó al cielo y está en el cielo ahora, y un día vendrá del cielo. El tiene todo el poder del cielo para sanarnos. (I Pedro 2:24)

Amarillo: Representa el fuego del Espíritu Santo.  El fuego celestial es como de “ámbar” Ezequiel lo explica en Ezequiel 1.27.

Púrpura: Representa la majestad de nuestro Señor, y nos habla de un Rey. “Cuando el hijo del hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con Él, entonces se sentará en su trono de gloria”. Mateo 25:31. Hebreos 1:3.

Cuatro Caras del hombre
Los Cuatro Rostros

El libro de Ezequiel 1:10, nos habla de los cuatro rostros de los animales vivientes, lo cual representa nuestra doctrina Cuadrangular

  • El rostro del Hombre, Jesucristo nuestro salvador
  • El rostro del León, Jesucristo el bautizado con poder, el Espíritu Santo
  •  El rostro del Buey, Jesucristo nuestro sanador, el que lleva nuestra carga de las enfermedades
  • El rostro del Aguila, Jesucristo el Rey que viene otra vez por nosotros.

Artículos de fe

Creemos que la Biblia es inspirada por Dios.

Creemos que Dios es trino: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Creemos que el hombre fue creado a la imagen de Dios, pero por su desobediencia voluntaria cayó de la perfección.

Creemos que mientras estábamos sumergidos en el pecado, Cristo murió por nosotros dándonos el perdón a todos los que creemos en El. 

Creemos que no somos nada bueno, sino que tenemos que venir a Cristo para que él nos llene de Sus virtudes.

Creemos que si aceptamos a Cristo con todo nuestro corazón y tenemos un sincero arrepentimiento de nuestros pecados, somos justificados delante de Dios.

Creemos que el cambio que hace en nuestro corazón y en nuestra vida el convertirnos es real.

Creemos que es la voluntad de Dios que seamos santificados diariamente y un crecimiento constante en la fe.

Creemos que el bautismo por inmersión es una señal exterior de la obra interior. Nosotros creemos que al conmemorar la Cena del Señor usamos simbólicamente el pan y el jugo de la vid. 

Creemos que el Bautismo del Espíritu Santo llena al creyente con poder.

Creemos que es la voluntad de Dios que caminemos diariamente en el Espíritu. 

Creemos que el Espíritu Santo tiene dones para darnos; y debemos enseñar frutos espirituales como una evidencia de llenura del Espíritu Santo en nuestra vida.

Creemos que la experiencia y la vida diaria del creyente nunca deberían llevarnos a extremos de fanatismos. 

Creemos que la Sanidad Divina es el poder de Cristo para sanar al enfermo, en respuesta a la oración de fe.

Creemos que la Segunda Venida de Cristo es corporal e inminente. 

Creemos en la sagrada obligación de identificarnos con la iglesia visible de Cristo.

Creemos que las reglas deberían ser cumplidas todo el tiempo, excepto cuando las cosas son contrarias a la voluntad de Dios.

Creemos que todos los hombres compareceremos ante el tribunal de Dios: Los redimidos para galardón y los que rechazaron a Cristo para condenación eterna. 

Creemos que el cielo es la gloria eterna, nuestra casa para los que hemos nacido de nuevo.

Creemos que el infierno es el lugar de eterno tormento para todos los que han rechazado a Jesucristo como su Señor y Salvador. 

Creemos que un alma ganada para Cristo es el mejor negocio de la iglesia aquí en la tierra.

Nosotros creemos que el método ordenado por Dios para el sustento y extensión de su causa, es el dar nuestros diezmos y ofrendas voluntarias (Malaquías 3:10, II Corintios 9:7).