nuevo_pastor
El Nuevo Pastor
12 enero, 2019
diezmar
Diezmar, un paso de fe en Dios
17 enero, 2019
Ver todo

El Ayuno y la Oración

EjerciciosEspirituales

Ejercicios espirituales que nos mantiene firmes en la fe (Isaías 58)

El ayuno y la oración son dos ejercicios espirituales que debemos realizar con sabiduría y dándoles el verdadero valor que tiene delante de Dios y en nuestra vida cristiana.   Al pueblo de Israel se le acusa en Isaías 58 de rebelión y haber corrompido el culto divino, particularmente en la práctica del ayuno.

Israel adoraba regularmente a Dios con ayunos, pero sus obras negaban su sumisión a Dios y a su palabra.  Su ostentosa espiritualidad a través del ayuno constituía en realidad una manifestación de egotismo, ostentación y rebeldía.    El Señor esclarece el verdadero significado del ayuno cuando dice a su pueblo: «el ayuno que yo escogí», o mas bien: «el ayuno que a mi me agrada».

El ayuno, según lo dice aquí el Señor, no consiste solo en dejar de comer alimentos u otra cosa, sino que nos abstengamos de todo aquello que signifique ignorancia de conocer la voluntad De Dios en cuanto a nuestros hechos y actitudes diarias que desdicen de lo que proclamamos ser: Cristianos o Hijos de Dios.  Dios quiere que le rindamos un culto puro.   Que al ayunar dejando de comer alimentos por tantas horas como queramos, este sacrificio, si así se le puede llamar, esté alimentado o respaldado por una vida de obediencia a Dios.

  • Que dejes de tratar a la gente que nos rodea sea en la iglesia, el hogar o la sociedad, con toda forma de injusticia política, económica, social o sentimental.
  • Dejar de atemorizar a nuestro prójimo con falsas acusaciones, instigar conflictos sembrando el odio y la división en la familia, la iglesia y la comunidad.
  • Obedecer de corazón la enseñanza pura de asistir a los cultos y no solo a la Escuela Dominical, diezmar honestamente y con toda fidelidad como el Señor lo ha mandado.  Tener amor por los perdidos y traerlos a Cristo.
" Entonces, amanecerá tu luz como el alba, y te deleitarás en Jehová tu Dios, e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia"